Google
 

5.4.09

Una impresionante tormenta termina con el Gran Premio de Sepang


Cuando parecía que iba a comenzar la diversión (ya sabemos que cada vez que llueve, la Fórmula 1 se convierte en una auténtica lotería y prácticamente cualquier cosa puede pasar), el circuito del Gran Premio de Malasia se convirtió en una auténtica piscina. De hecho, no se ha podido llegar al 75% de las vueltas, y al final se han tenido que repartir la mitad de los puntos entre los pilotos. Así pues, y tras más de 40 minutos parados en parrilla esperando la decisión de la FIA, Jenson Button volvió a ser el vencedor, seguido por Nick Heidfeld y Timo Glock.

Pese a la lluvia, que quizá haya sido la gran protagonista de la jornada, hemos visto cosas muy interesante. Por un lado se ha demostrado la tremenda ventaja que tienen los Brawn sobre el resto de coches. No hay quien los pare, y cuando ves a uno de ellos por el retrovisor es cuestión de tiempo que te pasen.

Por otro lado me quedo con la alucinante salida de Alonso. Salir en el puesto 10 con muchísima más gasolina que los rivales que tenían delante de él, y colocarse tercero en sólo dos vueltas es para quitarse el sombrero. Además, el asturiano resistió todo lo que pudo con coches mucho más rápidos que el suyo por detrás hasta que al final le pasaron. Eso sí, tuvo mala suerte y se salió en el peor momento, cuando ya no se pudo hacer nada. Pese a todo, me quedo con un buen sabor de boca por el piloto asturiano. Eso sí, el Renault tiene todavía que mejor mucho. Le noto muy nervioso y sobre todo falto de potencia, algo que sus rivales (como McClaren o Ferrari) tienen de sobra.

Hablando de Ferrari. Un auténtico desastre lo de Kimi. Le ponen las ruedas de lluvia extrema cuando no habñia mucha agua, y cuando le ponen las de lluvia intermedia empiezan a caer chuzos de punta. Vamos, que no han dado una los del equipo italiano con el finlandés. Y Hamilton al final ha hecho un séptimo puesto, bastante bueno teniendo en cuenta la clasificación de ayer.

Ah! Por último me gustaría comentar algo del Kers. En el transcurso de la carrera si que hemos podido ver que es bastante importante tenerlo y como los coches que aún no lo tienen las pasan canutas para adelantar cuando el coche que llevan por delante de él lo lleva instalado. ¿Que ocurrirá cuando todos lo tengan? Pues que seguramente estará más igualado. Por el momento, algo de espectáculo si que nos da.

Y hasta aquí el curioso, extraño y sobre todo pasado por agua Gran Premio de Malasia. Dentro de 15 días (del 17 al 19 de abril) nos toca el Gran Premio de China (Shanghai).