Google
 

13.12.08

Pamela Anderson ya no es lo que era

El tiempo pasa para todo el mundo. Y aunque muchas famosas pasen varias veces por el quirófano y se retoquen el culo, las tetas, los pómulos o lo que toque, al final, la sabia naturaleza termina obrando y pone cada parte del cuerpo en su sitio.

Un ejemplo es Pamela Anderson, la explosiva actriz a la que vemos en estas imágenes con algún problemilla que otro. Y es que, como diría alguien que yo me sé, al pasar la barrera de los 40 años ciertas cosas son inevitables: