Google
 

8.6.08

El Diario de Ana Frank


Tras la invasión de Holanda, los Frank, comerciantes judíos alemanes emigrados a Amsterdam en 1933, se ocultaron de la Gestapo en una buhardilla anexa al edificio donde el padre de Ana tenía sus oficinas. Eran ocho personas y permanecieron recluidas, desde junio de 1942 hasta agosto de 1944, fecha en que fueron detenidos y enviados a campos de concentración. En ese lugar y en las más precarias condiciones, Ana, a la sazón una niña de trece años, escribió su estremecedor Diario.

El Diario de Ana Frank es el típico libro que tiene mucho bombo, un libro muy conocido con ese aura que tiene los libros que tratan de unforma directa o indirecta el tema de la Segunda Guerra Mundial. Quizás por eso, era un libro del que esperaba mucho más. Un diario en el que Ana nos va contando su vida en la casa de atras, un refugio donde conviven 8 personas durante varios años para esconderse de la persecución nazi. Ana nos narra los conflictos, los amores y su transformación en el tiempo que dura su estancia en la casa de atrás.


Pero ¿porque digo que me esperaba mucho más? Sencillamente porque esperaba encontrame con información de primera mano sobre la guerra, y prácticamente todo el libro son los amoríos, decepciones y problemas que nos cuenta la protagonista. Del tema de la guerra, las persecuciones de los nazis, o los problemas que tienen para esconderse, Ana pasa muy por encima. Quizá por eso me ha decepcionado; esperaba encontrar mucho más sobre la guerra y me he encontrado con un libro de amoríos de una adolescente (ojo, si que es cierto que en varios momentos Ana nos narra las desgracias de la guerra).

A si que, personalmente, El Diario de Ana Frank es el típico libro que tiene mucho bombo, y una fama que ha ido cogiendo con el paso de los años que, siempre desde mi punto de vista, no lo merece. Os dejo con algunos enlaces muy interesantes sobre Ana Frank:

Sitio web oficial de la Casa de Ana Frank
Diario de Ana Frank, en la wikipedia
El arbol de Ana Frank

1 comentario:

Anónimo dijo...

Se dice que el diario es una burda falsificación y después de leerlo detenidamente debemos concluir que honestamente no parece escrito por una niña de 10 o 12 años.

Pero antes de saltar con toda esa sarta de exámenes a favor y en contra de la autenticidad, déjeme decirle que el hecho de que la falsificación de haya realizado con materiales de la época no prueba absolutamente nada, ya que Otto Frank presentó las primeras versiones del diario poco después de la guerra.

Reitero, el libro no parece escrito por una niña y si fue adulterado entonces no pongan "Autor: Ana Frank" en la tapa! Porque al hacerlo cometen un fraude. Si no lo escribió ella sola pongan la lista de autores verdaderos y entonces todo en paz.